Reencauche

Pensando en la economia y el medio ambiente contamos con aliados que realizan un proceso industrial el cual permite que las llantas diseñadas para este fin logren ser reutilizadas, por medio de la instalación de una nueva banda de rodamiento, reemplazando la banda desgastada y permitiendo obtener un producto con óptimas cualidades y condiciones para su uso. Este proceso además contribuye con la preservación del medio ambiente ya que permite reutilizar las llantas usadas.

Para fabricar una llanta nueva se utilizan 22 galones de petróleo, mientras que para fabricar una banda de rodamiento (BRD) tan solo se consumen 7 galones de petróleo, es decir, solo se usa el 32% de petróleo en comparación del utilizado en una llanta nueva.

Todo esto con un proceso certificado y con toda calidad.